A mirar hacia adelante, que para atrás ya dolió bastante.

Escribe tus comentarios