Objeciones contra el Bautismo: No es bueno imponer a los niños una fe que ellos no han escogido… Jesucristo se bautizó de grande y se bautizó en el río… ¿Y qué hay de los niños que mueren sin Bautismo?

Las objeciones contra el Bautismo de los niños proceden de una triple ignorancia: Ignorancia de los bienes del Bautismo, de la Palabra de Dios y de la práctica de la Iglesia.

¿Por qué bautizar a los niños pequeños?
¿Por qué bautizar a los niños pequeños?

Los hermanos separados dicen:

No es bueno imponer a los niños una fe que ellos no han escogido.

Respuesta:

La fe ni es «escogida», ni es «impuesta» sino que es don y gracia de Dios.

Si el Bautismo confiere a los hijos el bien sublime de la gracia divina, sólo unos padres ignorantes o incrédulos podran negar a sus hijos este don.

Pero además, ¿quién eres tú para negar a Jesucristo el derecho legítimo sobre aquel por quien Él murió y resucitó?


Los hermanos separados dicen:

Jesucristo se bautizó de grande y se bautizó en el río.

Respuesta:

Esta objeción revela una gran ignorancia de la palabra de Dios. Porque Cristo recibió el Bautismo de Juan, que era un bautismo de penitencia, nosotros en cambio, recibimos el Bautismo de Cristo, en fuego y Espíritu.

Por eso somos «cristianos» y no «bautistas». Y por eso los católicos bautizamos no como el Bautista lo hacía, sino como Cristo manda: «en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo».

Lee: Mateo 28, 19.


Los hermanos separados dicen:

¿Y qué hay de los niños que mueren sin Bautismo?

Respuesta:

«La Iglesia los confía a la misericordia de Dios que quiere que todos los hombres se salven» (1Timoteo 2, 4) y a la ternura de Jesús con los niños, que le hizo decir: «Dejad que los niños se acerquen a mí, y no se lo impidáis» (Marcos 10, 14).

Esto nos permite confiar en que hay un camino de salvación para los niños que mueren sin el Bautismo.

Por esto es más apremiante aún la llamada de la Iglesia a no impedir que los niños vengan a Cristo por el don del Bautismo. (CIC n. 1261).

 Fuente.

Escribe tus comentarios