Oración del día: 31 de Julio

Señor, Dios nuestro, de todo corazón vamos ante tu rostro.
Nuestro corazón siempre estará ante tu presencia, rogándote, anhelándote y creyendo que tú dirigirás bien todos nuestros asuntos.
Protégenos, porque tú eres nuestro Dios y Padre.
Protege a todos los que están en peligro y a quienes entrarán en él.
Dale a conocer tu gran amor y tu presencia viviente a los corazones de los moribundos.
Aproxima nuestro corazón para que tengamos comunión en ti, y que nuestra fe y esperanza se establezca solamente en ti.
Protégenos durante la noche y ayúdanos a tener paz de todas nuestras preocupaciones; porque están en tus manos, como lo es cada preocupación de cada persona.
Nosotros mismos estamos en tus manos, Señor Dios, Padre nuestro; contigo queremos permanecer.
Tu poder puede sanar y restaurar todo.
¡Alabado sea tu nombre!
Amén.

Escribe tus comentarios