Si la fuente de nuestra felicidad es Cristo no deberíamos dejarlo en visto

Si la fuente de nuestra felicidad es Cristo no deberíamos dejarlo en visto
Fuente: Creatólicos.
Etiquetas:

Escribe tus comentarios