A veces cuando estamos abrumados, es porque nos hemos olvidado de lo grande y poderoso que es Dios para trabajar en favor nuestro

Escribe tus comentarios