Cada milagro en la Biblia se inició con un problema. Tu problema será la antesala para ver la Gloria de Dios

Escribe tus comentarios