¿Cómo practicar la Prudencia?

Todos en algún momento hemos estado expuestos a las críticas de los demás, la diferencia entre dejarse afectar o no, está en el manejo que cada quien le de a este tipo de situaciones. Las siguientes son recomendaciones para aprender a que las críticas no hagan estragos en nuestra autoestima, y al contrario, convertirlas en fuentes de aprendizaje y fortalecimiento interior.

Es importante entonces, no sólo aprender a recibir las críticas, sino a sacar partido de ellas.

  1. Identificar qué hay detrás de la crítica.
  2. No reaccionar inmediatamente.
  3. Rescatar lo bueno de la crítica.
  4. Enterrar la crítica.
  5. No personalizar cada desacuerdo o conflicto.

 

La prudencia en la práctica…

En definitiva la prudencia debe estar presente en la relación conyugal, laboral, familiar y social. En síntesis la prudencia es:
Pensar antes de actuar. Evita la precipitación.
Dar un concepto objetivo luego de informarse a fondo. Evita las injusticias.
Ser oportunos al hablar y al actuar, ser asertivos y empáticos. Saber callar en algunos casos -llegará el momento justo-. Evita las situaciones que hieren a los demás.
Tener dominio de uno mismo, la prudencia está relacionada con la voluntad y la fortaleza. Evita tomar caminos errados y caer en tentaciones.

Escribe tus comentarios