Lee la biblia. Con su voz a todas partes.

No importa si hace sol o no.
No importa la temperatura ni el día.
No importa si viajas o permaneces en casa.
Léela, es la voz de Dios. Ve con su voz a todas partes.

Escribe tus comentarios