Mañana vendrán duras batallas, pero detrás de ellas hay grandes bendiciones. Tuyas serán las victorias, las cuales Dios te dará.

Escribe tus comentarios