No hay camino difícil si el corazón está en diálogo con Dios.

Escribe tus comentarios