Ora, no sólo porque necesitas algo, sino porque tienes mucho que agradecer a Dios.

Escribe tus comentarios