¿Qué razones nos llevan a estar presentes en la red y comunicar nuestra fe?

¿Por qué comunicar en cristiano? Porque el Señor nos llama a ello con claridad y no podemos refrenar nuestra ilusión por dar testimonio de los creemos y sentimos.

Esta es una pregunta que posiblemente nos hayamos hecho más de una vez.

Las redes sociales virtuales no son más que una extensión de las redes sociales reales. Las redes sociales han existido desde que el ser humano es tal, pero el tiempo cambia los medios y los espacios a comunicación. A nuevos medios, nuevas situaciones, posibilidades y peligros. Como evangelizador en las redes ¿Qué situaciones podemos encontrar en la redes sociales virtuales?:

• En nuestro entorno físico nos gustaría tener un grupo de amigos-conocidos con quienes compartir nuestra Fe y no hemos tenido la gracia de encontrarlo. Las redes sociales virtuales nos permite encontrar a esas personas y relacionarnos con ellas. Las redes virtuales, nos ayudan y preparan para participar de forma más activa y proactiva en las redes sociales reales, en el caso de encontrar ese grupo de personas en nuestro entorno cercano.

•En nuestro entorno físico sí disponemos de un grupo de amigos-conocidos con los que compartir la Fe de forma activa. Las redes sociales virtuales nos permiten ampliar este círculo cercano y enriquecerlo. El grupo físico se integra en un grupo más grande, que aporta dinamismo y motivación adicional.

•Realizamos una labor evangelizadora activa en las redes sociales. Hemos creado blogs, compartimos materiales multimedia desde espacios sociales diversos. Buscamos el contacto con personas alejadas o incluso enfrentadas a nuestra Fe. Esta labor requiere paciencia y tenacidad. No es sencillo llegar a los alejados y cuando se llega a ellos, las barreras son muchas.

•Somos generadores de contenidos multimedia cristianos que compartimos de forma activa con otras personas. Podemos tener una actitud evangelizadora activa o simplemente vivir nuestra Fe en las redes sociales.

En todos estos casos hay algo que nos hace buscar y el Señor nos lleva a ser herramientas útiles para su plan. Pensemos que en todos los casos tenemos inquietudes espirituales que se superponen a las condiciones de nuestro día a día. No podemos quedarnos pasivos esperando que los demás sean quienes realicen en trabajo en la viña del Señor.

¿Por qué comunicar en cristiano? Porque el Señor nos llama a ello con claridad y no podemos refrenar nuestra ilusión por dar testimonio de los creemos y sentimos. Las redes sociales, reales o virtuales, son sólo herramientas a través de las que nos comunicamos y comunicamos la buena noticia.

Tal vez alguna vez nos sintamos desanimados o sin ideas claras. No pasa nada, lo más importante es seguir adelante y no dejar de orar, poniéndonos en manos del Señor. Las redes son tan dinámicas que no pasa nada porque repitamos lo que hemos partido hace un año o dos. Siempre hay nuevas personas que acceden a lo que comunicamos y lo aprovechan.

Fuente.

Escribe tus comentarios