San Joaquín y Santa Ana, patronos de los abuelitos

de Eugenio Andrés Lira Rugarcía
Obispo Auxiliar de Puebla y Secretario General de la CEM

Hoy celebraremos la memoria de san Joaquín y santa Ana, a quienes una tradición, que se remonta al evangelio apócrifo de Santiago, venera como padres de la Virgen María. De ellos, San Juan Damasceno decía: “Ustedes, comportándose… de un modo… santo, engendraron a una hija… que ahora es la reina de los ángeles”[1].

San Joaquín y santa Ana son Patronos de los abuelitos. “La «tercera edad» -comenta Benedicto XVI- es un valor en sí, por el hecho de la vida que se prolonga, y la vida es don de Dios. Además, es portadora de «talentos» peculiares, gracias al patrimonio de experiencias, conocimientos y enseñanzas que atesora el anciano.

Por eso, en todas las culturas la ancianidad es sinónimo de sabiduría. La persona anciana recuerda a todos que la vida en la tierra es una «parábola», con su comienzo y su fin; y que para alcanzar su plenitud, ha de fundamentarse en valores sólidos y profundos.

En las sociedades con gran desarrollo industrial, la condición de los ancianos es ambivalente: por una parte, son un tanto marginados del entramado familiar y social; pero, por otra, muchos matrimonios jóvenes encuentran en los «abuelos» una valiosa ayuda, sobre todo para el cuidado y la educación de los nietos.

En el umbral del Nuevo Testamento, san Joaquín y santa Ana preparan la venida del Mesías, dando a luz a María como don de Dios y ofreciéndola al mundo como inmaculada «arca de la salvación». A su vez, según el evangelio apócrifo de Santiago, ambos fueron luego recibidos por la Sagrada Familia de Nazaret, que se convierte así en modelo de amorosa asistencia hacia los ancianos”.

Pidamos a san Joaquín y a santa Ana y, sobre todo, a su Hija, la Madre del Salvador, que intercedan por nosotros ante Dios, para que a los padres de familia y a los abuelitos les ayude a educar con el ejemplo a sus hijos y nietos, y que a todos nos conceda respeto y amor hacia los ancianos.

Fuente.

Escribe tus comentarios