Sobre la homosexualidad, los sacerdotes pederastas, el celibato y la Iglesia – P. Jorge Loring

El Papa comento también que hay que tener mucho cuidado en que la acusación sea verdad. Porque un sacerdote puede ser calumniado. Hay un caso histórico famoso de un antiguo obispo de Chicago que murió de pena por el escándalo en que se vio envuelto cuando un ex seminarista lo acusó de haber abusado sexualmente de él. Después de muerto el obispo, el joven confesó que todo era mentira y que le habían pagado para que difamara al obispo. “Este es el mundo en que vivimos. Hay que ser muy cautos. Sería muy triste que alguien por odio a la Iglesia, o por que le pagan, lance sobre el sacerdote una mancha que lo hunda para toda su vida y hasta como el obispo de Chicago, pueda morir de pena”. Agregó, “Se han dado calumnias, pero también, lo que no cabe duda es que casos verdaderos si los ha habido. Pero, tenemos que saber que todo este escándalo que se ha armado es una campaña contra la Iglesia.

Por Miguel Vázquez.

«La Iglesia Católica es la iglesia fundada por Cristo en la persona del apóstol Pedro», inició diciendo el Padre Jesuita Jorge Loring, conferencista e investigador de renombre mundial y autor del libro Para Salvarte. El Padre Loring estuvo en Mexicali durante la primera semana de Junio dando diferentes charlas en parroquias. «¡Que reconfortante es recordar la promesa de Cristo: ‘Estaré con ustedes hasta el fin del mundo y las puertas del infierno no prevalecerán’. Es decir que Cristo ha prometido que su Iglesia no será vencida o destruida sino que permanecerá hasta los últimos días.

«La Iglesia de Cristo, no desaparecerá. En teoría pudiera desaparecer por dos razones que voy a explicar — por corrupción de sus miembros o aniquilada por sus enemigos. Voy a tocar los dos puntos aunque como dije, la Iglesia de Cristo no desaparecerá ni por corrupción de sus miembros, ni aniquilada por sus enemigos.

«Tocando el primer caso: en España tenemos la desgracia de que un sacerdote debió perder los estribos. Se le debió caer un tornillo porque no tiene explicación que un sacerdote vaya a todos los medios de comunicación, a todas las cadenas de radio, televisión y periódicos, a presentarse diciendo, ‘¡Soy homosexual! Vivo con mi pareja, pienso seguir viviendo con ella y no pienso dejar mi parroquia’. En todos los medios, un escándalo, este cura perdió el sentido común o le pagaron para que dijera eso. Naturalmente el obispo lo echó de la parroquia. Después, todos los medios de comunicación se echaron contra la Iglesia diciendo, ‘La Iglesia margina a los homosexuales’,» dijo el Padre Loring.

«Me presenté a un debate en televisión con el presidente de la asociación COLEGA (Colectivo de Lesbianas y Gays) y el gay repetía: ‘La Iglesia nos margina; la Iglesia nos oprime’.

«No, señor. La Iglesia lo que quiere es que usted se domine. Y si usted se domina, puede llega a ser santo, y merecer ser venerado por la Iglesia como santo aunque tenga tendencia homosexual, si se domina».

Continuó el P. Loring: «Pero, si no se quiere dominar, si se deja llevar por la homosexualidad, la Iglesia no puede aprobarlo, pues está en pecado mortal. La Iglesia no puede aprobar a una persona que vive en pecado mortal. El homosexual tiene que dominarse como nos dominamos todos. El hombre casado que le gusta la vecina, ¡se tiene que dominar!. Y a mí me gustan las mujeres y también me domino. Y todos nos dominamos. ¿O es que el homosexual tiene el privilegio de no tener que dominarse?

«Todos nos dominamos. El casado y el sacerdote tienen que dominarse. ¿Y el homosexual tiene el privilegio de hacer lo que le gusta? ¡No, señor! Uno tiene que hacer lo que se debe hacer, no lo que le gusta.

«Al cleptómano le gusta robar, pero eso no quiere decir que robar es normal. La homosexualidad no es simplemente otra forma de sexualidad como nos quieren decir. No es así, no tiene nada de normal. Es un vicio. Es una deformación. Lo que está mal, está mal. Y hay que dominarse». Reafirmó, y dijo: «Un homosexual que se domina puede ser santo. Pero no se puede ser santo si se vive en ‘El Orgullo Gay’, no tiene gracia. Además de gay, orgulloso.

«El triste escándalo de los sacerdotes norteamericanos pederastas, (que han abusado sexualmente de menores) ha sido una noticia tan desagradable que el Papa ha llamado a los obispos norteamericanos y les ha exigido que sean más enérgicos con los sacerdotes pederastas.

Porque los obispos, paternales, cuando se daba el caso de un sacerdote pederasta, lo llamaba, lo amonestaba y lo cambiaba de lugar», explicó.

«Muy paternal, pero no ha dado resultado, porque a pesar de la amonestación, no se ha corregido. Y cambiándolo de sitio, a seguido siendo corruptor de menores. Entonces este paternalismo de obispo, bien intencionado, no ha sido suficiente. Y no han arreglado el problema de los sacerdotes pederastas con amonestaciones y cambios de destino, porque han seguido siendo corruptores de menores.

«El Papa les ha dicho: ‘¡Con el sacerdote pederasta, tolerancia cero’, se le expulsa del clero, se le entrega a la autoridad civil, para que lo juzguen como delincuente!. El Papa ha sido muy claro. En el clero no es sitio para corruptores de menores. Se le expulsa, y se entrega a la autoridad civil para que lo juzguen como a un maleante», afirmó el P. Loring.

«Esto lo ha dicho el Papa, y me imagino que sin duda el Papa habrá comentado también que hay que tener mucho cuidado en que la acusación sea verdad. Porque un sacerdote puede ser calumniado. Hay un caso histórico famoso de un antiguo obispo de Chicago que murió de pena por el escándalo en que se vio envuelto cuando un ex seminarista lo acusó de haber abusado sexualmente de él. Después de muerto el obispo, el joven confesó que todo era mentira y que le habían pagado para que difamara al obispo.

«Este es el mundo en que vivimos. Hay que ser muy cautos. Sería muy triste que alguien por odio a la Iglesia, o por que le pagan, lance sobre el sacerdote una mancha que lo hunda para toda su vida y hasta como el obispo de Chicago, pueda morir de pena».

Agregó, «Se han dado calumnias, pero también, lo que no cabe duda es que casos verdaderos si los ha habido. Pero, tenemos que saber que todo este escándalo que se ha armado es una campaña contra la Iglesia. Vean ustedes que ahora salen de golpe todos los casos de 30 años. Todo lo acumulado de 30 años. En esta campaña que se ha armado contra la Iglesia, algunos casos serán reales, otros serán mentiras. Y también han descubierto que es un negocio. Están sacando un dineral a la Iglesia para reparar daños de las supuestas víctimas. Ya han descubierto que una acusación contra un sacerdote, exige a la Iglesia compensar daños y perjuicios a la supuesta víctima. Es un chorro de dinero que le están sacando a la Iglesia.

«Pero vamos a limitarnos a los casos reales que son pocos, pero que no tenía que haber habido ninguno. Porque los sacerdotes tenemos obligación de procurar ser santos. No tiene que haber ningún caso. Pero, entre 400,000 sacerdotes en todo el mundo esto es imposible. Si entre los doce apóstoles hubo un Judas, entre 400,000 a cuantos Judas nos toca. Esa es la verdad. Es imposible que entre 400,000 no haya alguna oveja negra, dada la debilidad y la miseria humana. Pero es una minoría, lo que no es justo es que los medios de comunicación se ensañen contra esa minoría e ignoren los miles y miles de sacerdotes que cumplen con su obligación, que son queridos por el pueblo y que son bienhechores de la humanidad».

Prosiguió el padre: «Hoy que se hace estadística de todo. Se han hecho estadísticas de los sacerdotes pederastas, ¿cuántos son?. La cifra es el 0.2%. Repito, no debería haber ninguno pero esa es la realidad. Por lo tanto podemos afirmar también que el 99.80 % de los sacerdotes no tiene ese problema. Entre los hombres casados el 3% son pederastas, 15 veces más en comparación con los sacerdotes. Esto no es, o pretende ser de ninguna manera una justificación. Sin embargo es una prueba contundente para los que afirman que el celibato es la causa de que los sacerdotes se vuelvan pederastas. Aunque entre los hombres casados el problema es 15 veces más grande, a nadie se le ocurre atacar al matrimonio. Pero se ha atacado a la Iglesia por exigir el celibato, y dicen que si los sacerdotes pudieran casarse no habría sacerdotes pederastas. No señor, no es así. Pero dentro de la Iglesia hay sectores progresistas que quieren barrer con el celibato y respaldan esta campaña».

Y explicó: «Pero la Iglesia no quiere que el sacerdote se case. Desde el Siglo II, la Iglesia exige al sacerdote el celibato y con 2000 años de experiencia, la Iglesia no quiere cambiar. Y quiere que el sacerdote dedique el 100% a las almas. Que no tenga otras obligaciones que le quiten tiempo de su tarea evangelizadora. Si el sacerdote se casa, hay que atender a la mujer, hay que mirar por los hijos. ¿Cómo va a aceptar un destino en donde los hijos no tienen futuro? No quiere ese destino por el bien de sus hijos. Si el sacerdote se casa está entorpeciendo su labor apostólica. La Iglesia quiere que el sacerdote no tenga más compromiso que la salvación de las almas. Y la experiencia de 2000 años de la Iglesia confirma que para este propósito es mejor el celibato sacerdotal.

«Para finalizar, comentaré brevemente la segunda causa por la que pudiera, en teoría, desaparecer la Iglesia», dijo el Padre Loring. «La Iglesia aniquilada por sus enemigos. ¿Cuántos enemigos ha tenido la Iglesia en el correr de los siglos? Millares y todos han ido a la tumba y la Iglesia sigue en pié. Por ejemplo, los emperadores romanos martirizaron a 100,000 cristianos. Y aquel gran imperio romano ha desaparecido de la tierra. No pudieron acabar con la Iglesia. Dicen los expertos que Stalin aniquiló a 10 millones de rusos cristianos. Pues Stalin está en la tumba, cayó el comunismo en el este de Europa. La Iglesia siguen en pié, por que Cristo Dios le ha prometido que durará hasta el fin del mundo y contra Dios ¡no puede nadie!».

Fuente.

Escribe tus comentarios