No eres un accidente, fuiste creado por Dios para propósitos eternos.

Escribe tus comentarios