Catequesis Escolarizada para niños y adolescentes en la Diócesis de Toluca

Fragmentos del Decreto por el cual se Instituye en la Diócesis de Toluca la Catequesis Escolarizada para los niños y adolescentes, por Mons. Francisco Javier Chavolla Ramos, Obispo de la Diócesis de Toluca.

¿Qué es la Catequesis Escolarizada?

Esta formación catequética ha de ser orgánica, de manera que ofrezca una síntesis coherente del mensaje evangélico; sistemática, siguiendo un programa articulado que nos permita llegar a un fin preciso; gradual, que se realice en un proceso ascendente, atendiendo las distintas edades y la asimilación encarnada de los valores; e integral, de manera que eduque a la persona en todas las dimensiones de la vida cristiana: el conocimiento de la fe, la celebración litúrgica, la oración; las actitudes evangélicas, el sentido comunitario, y el compromiso social y eclesial.

¿Qué temas están considerados?

Las líneas teológicas han de estar marcadas por una profunda doctrina Trinitaria, acentuando la centralidad de Cristo, de manera que lleven a descubrir el proyecto salvífico del Padre que nos envió a su Hijo para nuestra salvación; y que ambos nos han dado al Espíritu Santo para introducirnos en este misterio de salvación. Requerimos una profunda Antropología Teológica, que nos conduzca a develar, a la luz del misterio del Verbo encarnado, el misterio del hombre; esto con el fin de no extraviarnos en medio de esta crisis antropológica que vivimos los hombres de hoy. Es necesaria también una clara Eclesiología iluminadora, generadora e impulsora de la comunión, que nos permita reconocer que somos miembros del Pueblo de Dios, llamados a trabajar por el establecimiento de su Reinado en el mundo. Asimismo, precisamos de una Moral como vida nueva que se desprenda del Evangelio y se haga testimonio gozoso que glorifique al Padre con las buenas obras (cf Mt 5, 16).

¿Cuánto durará la catequesis?

Este proceso que seguiremos para llegar a la implementación de la Catequesis Escolarizada en nuestra Diócesis, se realizará por etapas, en un período de tres años.

¿En qué edades y en cuánto tiempo recibirán la catequesis?

EL AÑO 2014 implementaremos los tres primeros cursos del Catecismo:

de 6 a 7 años de edad, teniendo como hilo conductor EL ENCUENTRO CON JESUCRISTO;

de 7 a 8 años de edad, teniendo como centro LA COMUNIDAD DE DISCÍPULOS DE CRISTO: LA IGLESIA;

de 8 a 9 años de edad, cuando los niños llegan a un momento privilegiado y significativo de su formación e iniciación catecumenal: LA RECEPCIÓN DEL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA

EL AÑO 2015, implementaremos los tres cursos Catequéticos proyectivos de la iniciación cristiana para los niños o adolescentes:

de 9 a 10 años de edad, en los que pretendemos acompañarlos en la búsqueda de UNA MAYOR PROFUNDIZACIÓN DE SU FE;

de 10 a 11 años de edad, insistiremos en LA IMPORTANCIA DE CONOCER, CELEBRAR Y VIVIR LA FE;

de 11 a 12 años de edad, recorreremos el camino con ellos hacia LA RECEPCIÓN DEL SACRAMENTO DE LA CONFIRMACIÓN.

¿Los sacerdotes pueden cambiar esta decisión?

Les encomiendo estar en comunión con la Iglesia diocesana, y sepan que ningún sacerdote está autorizado ni para aprobar una formación diferente, ni para administrar estos Sacramentos al margen de este cauce catequético diocesano.

¿Habrá catequesis para otras edades?

Ampliando este proceso evangelizador, es importante que el año 2016 implementemos la catequesis para los niños de 4 a 6 años de edad. De igual manera, la Dimensión Diocesana de Catequesis tendrá la misión de coordinar la creación o adaptación de la Catequesis para los adolescentes de 13 a 15 años de edad, en comunión con la Comisión Diocesana de la Pastoral Profética; y con la Comisión Diocesana de Pastoral Familia, Vida, Adolescentes/Jóvenes y Laicos, particularmente con su Dimensión Diocesana de Pastoral de Adolescentes y Jóvenes.

¿Y los que tenemos una catequesis diferente?

Los organismos del apostolado laical reconocidos por la autoridad competente y que, por su carisma y misión imparten la catequesis en familia, en algún otro grupo, Comunidad o Institución, para la recepción de los Sacramentos, se adaptarán, en la medida de lo posible, a este proyecto, y acordarán con sus Asesores eclesiásticos o Párrocos correspondientes, las fechas y lugares para recibir los Sacramentos de la Penitencia, la Eucaristía y la Confirmación (Cf CIC, cánones 226, § 2; 298‐299).

Les pido a los responsables de las Escuelas de inspiración cristiana que hayan decidido dar formación catequética a sus alumnos, en orden a recibir los Sacramentos de la Eucaristía (primera comunión) o de la Confirmación, que asuman el proyecto diocesano Catequesis escolarizada y permanezcan en comunión y comunicación con el Vicario Episcopal para la Pastoral Diocesana.

¿Quiénes no podrán recibir los sacramentos?

A partir del momento de la publicación del presente Decreto, no se aceptarán al Sacramento de la Comunión o la Confirmación, a niños y adolescentes que preparan algunas personas ofreciéndoles una catequesis esporádica e informal; será necesario que previamente se capaciten como lo pide este Decreto, siguiendo los procesos a través de la Dimensión Diocesana de Pastoral Catequética.

¿Por qué se tomó esta decisión?

Soy consciente de que las nuevas generaciones, tristemente, en muchos casos, ya no han sido motivadas por sus progenitores a vivir desde la niñez o infancia la riqueza de la fe.

“Es que 3 años es mucho tiempo, los niños se pueden hartar”

“Pero tienen clases toda la semana, y todavía deben ir al catecismo”

Muchos padres y madres de familia han renunciado a ser, para sus hijos, los primeros catequistas o comunicadores vivientes del Evangelio. Esta es una de las causas por la que muchos jóvenes viven hoy sin esperanza, sin futuro, sin sentido.

Necesitamos superar estas actitudes y conductas negligentes para sembrar desde la familia, en futuras generaciones, una auténtica y fiel vivencia de nuestra fe en Jesucristo Vivo.

Aceptemos con gozo y vivamos fielmente esta Nueva Evangelización

Exhorto a ustedes, pastores, miembros de la Vida Consagrada, Institutos Seculares y fieles laicos, a que aceptemos con gozo y vivamos de manera corresponsable y fiel la misión que hemos recibido del Señor Resucitado. Reemprendamos juntos, en comunión de fe, esperanza y caridad, la gran tarea y entrega generosa que sin duda requiere nuestra respuesta a este llamado de la Nueva Evangelización en las circunstancias actuales.

Gracias por su entusiasmo, dedicación y colaboración insustituible.

De ante mano agradezco de corazón a todos los miembros de esta Iglesia diocesana su entusiasmo, dedicación y colaboración insustituible para encarnar este querer de Dios en nuestro ministerio eclesial catequético. Que el Espíritu del Señor se derrame sobre ustedes y que la venida del Emmanuel sea una realidad que nos ofrezca constantemente el amor del Padre, para realizar la obra de nuestra santificación y darle gloria como discípulos misioneros de su Hijo. Que la intercesión de nuestra Madre, Santa María de Guadalupe, nos alcance la fiel realización pastoral de este proyecto diocesano de Catequesis escolarizada y que ella nos acoja en sus brazos maternales, continué entregándonos el Evangelio de su Hijo y aliente a nuestras Comunidades eclesiales en nuestro itinerario evangelizador.

Los bendigo fraternalmente en Jesucristo, nuestro amado Buen Pastor.

+ Francisco Javier Chavolla Ramos

Obispo de Toluca


Puedes revisar el contenido del decreto y descargarlo a continuación:

[ms_document url=»https://sanmiguelc.org/wp-content/uploads/CatequesisEscolarizadaToluca.pdf» width=»100%» height=»500″ responsive=»yes» viewer=»google» class=»» id=»»][/ms_document]

Fuente: Diócesis de Toluca.

Escribe tus comentarios