El corazón del hombre camina derecho cuando va de acuerdo con la voluntad Divina.

Escribe tus comentarios