Papa Francisco a los obispos coreanos: no a los sacerdotes mánager

Pide a la Iglesia en Corea un testimonio profético y evangélico en una sociedad cada vez más prospera pero secularizada y materialista.

Después de reunirse con las autoridades del Gobierno, en su primer día en Corea del Sur, el Papa Francisco ha pedido a los obispos de ser custodios de la memoria y de la esperanza. En su discurso a los prelados locales les propone reflexionar sobre la tarea del “cuidado del Pueblo de Dios”.

El encuentro ha tenido lugar en la Sede de la Conferencia Episcopal de Corea en horas de la tarde. “Queridos hermanos, el testimonio profético y evangélico presenta algunos retos particulares a la Iglesia en Corea, que vive y se mueve en medio de una sociedad próspera pero cada vez más secularizada y materialista” dijo a los 35 obispos presentes.

En un denso discurso, el Papa Francisco hace alusión a un agente pastoral que sea apóstol y no un agente de negocios (o mánager) e invita a los agentes pastorales a rechazar “la mundanidad espiritual y pastoral».

Asimismo, menciona en su alocución la memoria de los mártires en varias ocasiones. Los Obispos son llamados a ser los custodios de la memoria de los mártires como un «espejo que refleja la belleza» del amor cristiano. El Papa exhorta a los obispos a ser custodios del legado de los mártires también en la educación de los jóvenes.

El Pontífice pide que se mantenga el realismo para respetar la memoria de los mártires para no perderse en una exaltación que puede alejar de Dios. “Como ustedes mismos han señalado, la vida y la misión de la Iglesia en Corea no se mide en último término con criterios exteriores, cuantitativos o institucionales; más bien debe ser considerada a la clara luz del Evangelio y de su llamada a la conversión a Jesucristo” aseguró.

El Papa quiere una Iglesia Misionera sobre todo con niños y ancianos. Llamó al testimonio profético de la Iglesia por los pobres y la solidaridad. La solidaridad con los pobres como elemento esencial de la vida cristiana.

Entretanto, reconoció la vitalidad de la Iglesia coreana en presencia de monseñor, Peter U-il Kang que hizo de patrón de casa. Papa Francisco dirigió palabras de aprecio y agradecimiento a monseñor U-il Kang y a los obispos que llamó custodios del rebaño del Señor. “Son los custodios de las maravillas que él realiza en su pueblo. Custodiar es una de las tareas confiadas específicamente al Obispo: cuidar del Pueblo de Dios” afirmó.

Ver este viernes en Aleteia. Papa Francisco: 10 puntos para reflexionar sobre la evangelización en Asia.

Fuente.

Escribe tus comentarios